Para escritores: Cómo escribir diálogos y pensamientos de los personajes

 

 

Ejemplo de un diálogo correctamente escrito

 

—Lamentablemente, me he quedado en la tierra por mucho más tiempo del que pretendía —dijo Ford—. Fui por una semana y me quedé quince años.

—Pero, ¿cómo fuiste a parar allí?

—Fácil, me llevó un pesado.

—¿Un pesado?

—Sí.

—¿Y qué es...?

—¿Un pesado? Los pesados suelen ser niños ricos sin nada que hacer. Van por ahí, buscando planetas que aún no hayan hecho contacto interestelar y les anuncian su llegada.

—¿Les anuncian su llegada? —Arthur empezó a sospechar que Ford disfrutaba haciéndole la vida imposible.

—Sí —contestó Ford—, les anuncian su llegada. Buscan un lugar aislado donde no haya mucha gente, aterrizan junto a algún pobrecillo inocente a quien nadie va a creer jamás, y luego se pavonean delante de él llevando unas estúpidas antenas en la cabeza y haciendo ¡bip!, ¡bip!, ¡bip! Realmente es algo muy infantil.

 

Fragmento de diálogo la obra La guía del autoestopista galáctico, de Douglas Adams.

 

 

¿Cómo señalar cuando piensa un personaje?

 

Existen dos estilos para representar gráficamente los pensamientos de los personajes: el directo y el indirecto.

 

El estilo directo es el que muestra las palabras del personaje tal cual este las ha pronunciado, ya sea verbalmente, ya sea en su cabeza. Por otra parte, en el estilo indirecto es el narrador quien dice lo que ha pensado el personaje.

 

 

Ejemplo de estilo directo

 

Estuvieron caminando más de dos horas y todos comenzaban a inquietarse. «El pueblo está más lejos de lo que habíamos previsto», pensó Maite.

 

 

Ejemplo de estilo indirecto

 

Estuvieron caminando más de dos horas y todos comenzaban a inquietarse. Maite pensó entonces que el pueblo estaba más lejos de lo que habían previsto.

 

 

Normas para el estilo directo

 

Al contrario que el diálogo normal (que puede escribirse con rayas — o con comillas «»), el pensamiento del personaje, cuando se escribe en estilo directo siempre debe hacerse con comillas, preferiblemente latinas («»).

 

Todas las luces de la mansión estaban apagadas «No estarán en casa», pensó Jaime.

 

 

Normas para el estilo indirecto

 

En el estilo indirecto, al ser el narrador quien habla, no es necesario añadir comillas ni ninguna otra diferenciación.

 

Todas las luces de la mansión estaban apagadas. Jaime pensó que probablemente no había nadie en casa.

 

 

Pensamientos dentro de diálogos

 

Aunque no es habitual, se pueden hallar casos de pensamientos mostrados al interior de un diálogo. Por ejemplo, si un personaje está contando un cuento a otro. La forma de representarlo dependerá el recurso con que esté escrito el diálogo.

 

 

Si la conversación está escrita con rayas de diálogo, el pensamiento se escribe entre comillas (latinas)

 

—¿Y qué pasó después, abuelo? —preguntó el niño.

—Después, los tres chicos se acercaron sigilosamente a la mansión, pero vieron que las luces estaban apagadas. «No debe de haber nadie en casa», pensó Jaime, pero no se atrevió a decirlo en voz alta.

 

 

Para diálogos representados con comillas latinas, se deben emplear las comillas anglosajonas (“”) para indicar el pensamiento

 

«¿Y qué pasó después, abuelo?», preguntó el niño.

«Después, los tres chicos se acercaron sigilosamente a la mansión, pero vieron que las luces estaban apagadas. “No debe de haber nadie en casa”, pensó Jaime, pero no se atrevió a decirlo en voz alta».

 

 

Editado de

 

(2012). Cómo escribir diálogos: 10 claves para escribir diálogos eficaces. Literautas.

Recuperado de

https://www.literautas.com/es/blog/post-2156/10-claves-para-escribir-dialogos-eficaces/

 

(2012). Para qué sirven los diálogos. Literautas.

Recuperado de

https://www.literautas.com/es/blog/post-2083/para-que-sirven-los-dialogos/

 

(2016). Cómo señalar cuando piensa un personaje. Literautas.

Recuperado de

https://www.literautas.com/es/blog/post-11231/como-senalar-cuando-piensa-un-personaje/

 

Signos de puntuación

 

 

Recursos para escritores

 

 

Técnicas de escritura

 

 

Reglas de escritura